bebidas refrescantes saldudables verano

Cuando las altas temperaturas veraniegas nos acechan, no hay nada como un buen refresco para aliviar la sed e hidratarnos por dentro.

Aunque el agua fresca es, sin duda la bebida de referencia y la más sana, cuando sudamos en exceso, perdemos sales minerales, por lo que la mejor opción es tomar una bebida isotónica.

Aunque muchas veces abundan los refrescos carbonatados o con exceso de azúcar, como las cervezas o la sangría, aprender a elaborar de forma rápida y simple refrescos caseros sin azúcar ni alcohol es la opción más sana y rica para combatir el calor.

batidos saludables refrescantes

Suscríbete a nuestra Newsletter

    Batidos y Licuados con agua helada, verduras y frutas

    En verano, con mucho hielo o combinados con helados, los zumos y batidos son una gran opción. Estas bebidas llenas de vitaminas y minerales se toman recién preparados para que sus ingredientes mantengan sus propiedades.

    Para aprovechar sus beneficios al máximo, añade la pulpa (donde se encuentran la mayor parte de los nutrientes) y bébetelos recién exprimidos.

    • Batido de melocotón y limón: cortamos 6 melocotones, añadimos un zumo de 2 limones y 400 ml de leche desnatada. Por último, añadimos una cucharada de panela, removemos y servimos.
    • Crema de manzana y soja con trocitos de fresa: cortamos 4 manzanas Golden, añadimos 200 gramos de fresas, 150 ml de zumo de naranja y 400 ml de leche de soja y servimos listo para tomar.
    • Licuado de nectarina y zanahoria: primero se lava la nectarina, se saca el hueso y se trocea. También se pela y trocea la zanahoria. Añadimos 250 ml de leche de arroz, media cucharadita de cúrcuma, una de jengibre, otra de crema de almendra, medio plátano y una zanahoria pequeña. Trituramos hasta que esté cremoso y servimos.

    Infusiones edulcoradas con frutas

    Otro refresco rico y saludable ideal para el verano son las infusiones heladas, donde utilizamos nuestras hierbas favoritas para luego enfriarlas y preparar un buen té frío con frutas casero, natural, estimulante y muy refrescante.

    • Infusión de té con frutos rojos naturales: Se pone a calentar a fuego lento el agua (para que no se queme y tome mal sabor). Se incorpora la canela, la flor de jamaica y la manzana que es lo más duro, cuando se ablande se incorporan el resto de los ingredientes.  A continuación, se mezcla para que no se vaya a desbaratar la fruta. Colar la infusión, verter en una jarra con hielos y endulzar con miel.
    • Infusión de menta con lima y naranja con mucho hielo. En un litro de agua hirviendo, pon la mezcla de hierbas, menta y un poco de regaliz. Retira del fuego y deja la bebida tapada en reposo entre 5 y 10 minutos. Se cuela la infusión y se vierte en una gran jarra junto con el zumo de dos limas y una naranja, con rodajas de limón y muchos hielos.
    • Infusión de frambuesas y menta: Pon a hervir un litro de agua. Cuando alcancen su punto de ebullición, agrega las frambuesas y la menta y déjalas reposar a temperatura ambiente. A continuación, vierte la bebida en una jarra y pásala al frigorífico. Consúmela fría 2 o 3 veces al día.

    Directo a lo natural

    Equipo de redacción

    Suscríbete a la newsletter

    Para mantenerte actualizado sobre la última información de la salud y vida natural. 
    Visita nuestro directorio para encontrar a los profesionales y empresas cercanos a ti.
    Bienvenid@ al sitio de referencia en la salud y vida natural a nivel nacional.